CAMPAÑA DE FINANCIACIÓN 2018-2019

Con motivo de la renovación del servidor, que debemos hacer el próximo 23 de octubre. Más información aquí

Vales Reales

Avatar de Usuario
Fantasma
Achelense
Achelense
Mensajes: 73
Registrado: 26 Sep 2010, 11:32
Ubicación: Sevilla

Vales Reales

Mensajepor Fantasma » 13 May 2013, 20:20

... ante esta situación Francisco Cabarrús, propuso una emisión del papel moneda que permitiera hacer frente a los gastos que originaba la guerra..., el Rey Carlos III por Real Célula del 20 de Septiembre de 1780 autorizaba la emisión de papel moneda (Vales Reales).

1795. Godoy firma la paz en Basilea (contra Francia). Paz entre desiguales, España tuvo que pagar un precio muy alto: compromiso de colaboración de la flota de guerra que resultaría nefasto: desestructuró la monarquía de Carlos IV puesto que trajo el colapso económico.
La financiación de estos compromisos sobrevenidos fue un problema. Hasta 1800, Godoy confesaba haber cubierto los gastos de las campañas sin haber tenido que recurrir a créditos extranjeros ni a sobrecargas al pueblo con más impuestos.
La solución había sido la emisión de títulos de deuda pública, llamados vales reales.... toda una variedad de bienes de procedencia colectiva iban a sucederse desde 1794, año de la primera emisión de vales.

Quizás a poco del examen debería saberlo, pero lo dejo para mañana, lo dejo para mañana y la final "estoy lamar de confundido", son los mismos Vales Reales, la segunda explicación es de la profesora Laura Santolaya, por lo menos eso es lo que dice el texto al final.

 “La muerte puede ser el límite, pero nunca la maestra de la vida ni su dueña”  

Avatar de Usuario
Trivia
Tribuno
Tribuno
Mensajes: 4860
Registrado: 23 Oct 2008, 00:26

Re: Vales Reales

Mensajepor Trivia » 04 Jun 2013, 21:14

Los vales reales y el Banco de San Carlos
En el transcurso de la segunda mitad del siglo XVIII, la coyuntura sufriría seriamente las consecuencias de las guerras contra Inglaterra (1762-1763 y 1779-1783) y Francia (1793 a 1795), que desbaratarían cualquier intento de presupuesto equilibrado y llevarían a la búsqueda de nuevos recursos, entre los que se hallarían los Vales Reales o la creación de instituciones que permitieran encauzar del mejor modo la riqueza del país, como el Banco de San Carlos.
Los juros se hallaban totalmente desprestigiados. Mientras que en varios países de Europa se intentaba resolver los problemas financieros recurriendo a instrumentos de crédito, en España se arbitró la fórmula de los Vales Reales, concepto intermedio entre dinero fiduciario y títulos de Deuda. Se diferencian del billete al portador porque dan un interés, ya que eran títulos de Deuda amortizables en veinte años que daban un interés del 4% anual. En parte se les dio características de dinero fiduciario porque debían admitirse por las Tesorerías reales para el pago de impuestos, contribuciones y obligaciones y debían tener curso en el comercio como si “fueran moneda efectiva”, usual y corriente, aunque se limitaba su circulación, porque con ellos no debían pagarse sueldos, pensiones y mercedes por las Tesorerías y Cajas Rurales, y podían dejar de admitirse por los labradores, tenderos, artesanos, etc.
Por estas razones que los delimitaban no se puede considerar en su origen como un papel moneda en pleno curso. Condiciones que fueron alterándose a medida que su volumen de emisión aumentó y las dificultaron. La Real Cédula de 1799 (19 años después de la creación de los vales reales) adoptó las siguientes medidas:
curso forzoso a los vales, suprimiendo las limitaciones impuestas a su creación
que se utilizaran sobre una base de quebranto del 6% (al utilizar los Vales Reales como medio de pago no se contabilizaría el 100% de su valor nominal, sino el 94%)
Bajo las características descritas se realizaron siete emisiones de Vales Reales: tres en el transcurso de los años 1780, 1781 y 1782 y otras cuatro en el decenio de los noventa: dos en 1794, una en 1795 y la última en 1799. Aún en el año1800 se consideraban las emisiones efectuadas como una “deuda legítima de la Corona, y ésta sería siempre responsable de la deuda, sin límite de tiempo – se decía – ni atención a ninguna circunstancia”. Alrededor del año 1808 la depreciación era del 90% y hasta el 95% de su valor.
El problema de la emisión de los Vales Reales es un tema importante dentro de la Hacienda española por el volumen de su emisión – unos 2.400 millones de reales –, cantidad muy superior al triple de los ingresos totales de la Corona en cualquier año anterior de la historia de la Hacienda de España. A partir de comienzos del siglo XIX se tiende a que los Vales Reales pierdan el carácter de papel moneda y se incluyan en el capítulo de Deuda Pública. Las disposiciones de Martín de Garay y las posteriores de 1824 y 1831, convirtieron los Vales Reales en Deuda varia – consolidada o sin consolidar, con o sin interés –, hasta que con Bravo Murillo, en el año 1851, se convirtieron definitivamente en títulos de Deuda Pública diferida o amortizable.
En los Vales Reales está el origen del Banco de San Carlos, creado en el año 1782, ya que la idea de emisión de Vales había sido ligada desde el primer momento a la creación de un instituto bancario. Las funciones específicas y principales de este Banco, puesto bajo la advocación de San Carlos, eran:
Satisfacer, anticipar y reducir a dinero todas las letras de cambio, Vales de Tesoro y pagarés que voluntariamente se llevaran
Tomar a su cargo los asientos de Ejército y Marina
Pagar las obligaciones de giro a países extranjeros, aunque de momento se exceptuaba el giro a Roma.
En los primeros años, con una coyuntura económica positiva, la marcha del Banco tuvo una favorable evolución. Pero muy pronto comenzaron serias dificultades. Uno de los fines principales del Banco era la reducción de los Vales Reales, labor que fracasó totalmente, en especial a partir de la segunda época de emisión de Vales. En los primeros meses de actuación del Banco – de junio a diciembre de 1783 – sólo se canjearon en metálico 2.314 Vales, limitándose el canje a un Vale por persona. Cuando no pudo contener la depreciación de los Vales, la real hacienda optó por sustraerlos de la actuación del banco.
Antes de que llegara ese momento, el Banco tuvo que buscar en otras actividades beneficios con que retribuir su excesivo capital. Además de sufrir la competencia de los Cinco Gremios de Madrid, poderosa institución que pagaba mayores intereses al dinero, el Banco de San Carlos participó en proyectos o inició negocios que resultaron ruinosos o le acarrearon importantes pérdidas: construcción de un canal de navegación desde Guadarrama al Atlántico, una sucursal de seguros marítimos en Cádiz, acciones del Compañía de Filipinas, especulación con sus propias acciones, compra de fondos públicos de Francia.
Si la guerra contra Francia, a pesar de todo, no le había causado grandes quebrantos porque el comercio exterior se había desarrollado con bastante normalidad, la guerra con Inglaterra fue catastrófica, y ya en el año 1801 el gobierno le adeudaba más de 160 millones de reales. Se fueron agotando todas las disponibilidades del Banco, y si se continuaron pagando dividendos, no todos los años, se hacía con el fin de sostener el curso de las acciones. Y unas veces se pagaron los intereses con inscripciones de la Deuda y otros años con Vales Reales comunes o Vales Reales consolidados. No solamente no los había eliminado del mercado, sino que los utilizaba para pagar los intereses a los accionistas.
Me hice una relación de preguntas cortas y de temas para el examen, y eso es lo que tengo sobre ese punto ¿te resulta de utilidad?
Imagen
Considerando la natural propensión del hombre a mentir y de las multitudes a creer, confieso no saber qué hacer con esa máxima tan mentada que asegura que la verdad acaba por imponerse” Jonathan Swift

Volver a “Historia Moderna de España”



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado