CAMPAÑA DE FINANCIACIÓN 2017-2018

Con motivo de la renovación del servidor, que debemos hacer el próximo 23 de octubre. Más información aquí

Resumen Tema: Wright

Avatar de Usuario
nichtz5
Solutrense
Solutrense
Mensajes: 456
Registrado: 08 Sep 2009, 12:50
Ubicación: Madrid

Resumen Tema: Wright

Mensajepor nichtz5 » 17 May 2013, 21:10

[align=justify]Frank Lloyd Wright (1867-1959), arquitecto estadounidense, fue uno de los principales maestros de la arquitectura del siglo XX conocido por la arquitectura orgánica y funcional de sus diseños.

La arquitectura orgánica u organicismo arquitectónico es una filosofía de la arquitectura que promueve la armonía entre el hábitat humano y el mundo natural. Mediante el diseño busca comprender e integrarse al sitio, los edificios, los mobiliarios, y los alrededores para que se conviertan en parte de una composición unificada y correlacionada.

El estilo orgánico es un movimiento arquitectónico que se deriva del funcionalismo o racionalismo y que puede considerarse promovido fundamentalmente por los arquitectos escandinavos en la década 1930-40 y por el arquitecto americano Frank Lloyd Wright. El movimiento acepta muchas de las premisas del racionalismo, como son la planta libre, el predominio de lo útil sobre lo meramente ornamental, la incorporación a la arquitectura de los adelantos de la era industrial, pero procura evitar algunos de los errores en que cae el racionalismo y aportar nuevos valores a la arquitectura.

Wright, nacido en el seno de una familia de pastores de origen británico, vivió en estrecho contacto con la naturaleza, algo que condicionó su posterior concepción de la arquitectura. Ingresó en la Universidad de Wisconsin para estudiar ingeniería y trabajó con Adler y L. H. Sullivan.

Su primera obra en solitario fue la Charnley House de Chicago (1892), a la cual siguió, algo más tarde, toda una serie de viviendas unifamiliares que tienen en común su carácter compacto y la austeridad decorativa, en oposición al eclecticismo de la época. En estas primeras realizaciones de arquitectura doméstica, conocidas como prairies houses o «casas de las praderas», están presentes algunas de las constantes de su obra, como la concepción predominantemente horizontal, el espacio interior organizado a base de dos ejes que se cruzan y la prolongación del techo en alas que forman pórticos.

Con anterioridad, su genio innovador se había puesto de manifiesto en el Larkin Company Administration Building de Buffalo (1904), donde dejó el espacio central vacío desde la planta baja hasta el techo, con el fin de que todas las plantas se abrieran mediante balconadas a este amplio ámbito. Tras un viaje a Japón en 1905 y otro por Europa en 1909-1910, se estableció en Spring Green (Wisconsin), donde realizó para él y su familia el Taliesin I, trágicamente destruido por un incendio.

La pérdida de su familia en este accidente lo afectó de tal modo que decidió abandonar Estados Unidos y trasladarse a Japón, donde edificó, al estilo de los castillos tradicionales, el Imperial Hotel de Tokio. En 1921 regresó a Estados Unidos y reconstruyó en dos ocasiones el Taliesin (versiones II y III), y realizó una serie de obras como la Millard House de Pasadena.

Siguió una época de reflexión y de planteamientos más teóricos que prácticos, antes de volver a la actividad con obras en las que desempeña un papel fundamental el hormigón armado. Entre ellas ocupa un lugar destacado su creación más famosa, la Casa Kaufmann o Casa de la Cascada, que se adapta a la perfección al escalonamiento del terreno y prolonga hacia el exterior el espacio interior en una búsqueda de integración entre arquitectura y naturaleza. A raíz de esta construcción, Bruno Zevi definió el concepto de arquitectura orgánica u organicismo, corriente de la que Wright es considerado el máximo exponente, pese a que no la formuló teóricamente. Esta arquitectura orgánica tuvo su máxima expresión en el complejo de Taliesin West, en Phoenix, donde logró sintetizar magistralmente todos los elementos formales que habían caracterizado su obra hasta la fecha.

Frente al rigor abstracto y normativo de Mies, Wright seguía mostrando su vertiente más individualista. Tras acabar la guerra emprendió una prolífica etapa final, caracterizada por diseños de formas extravagantes y fantásticas, en las que destacan, sin embargo, dos obras singulares: la Torre Johnson y el Museo Guggenheim.

Pese a haber superado con creces el presupuesto del edificio administrativo de la empresa Johnson Wax, Wright recibió el encargo de ampliar el conjunto con una torre de laboratorios (1944-1950). Haciendo realidad una idea anterior, la torre tiene una estructura literalmente arbórea, con una cimentación en forma de raíz primaria y un fuste a modo de tronco del que van siendo plataformas horizontales en voladizo como si fueran ramas. Sus catorce pisos van alternando entre la planta cuadrada y la circular, funcionando estas últimas como altillos de las primeras. El volumen exterior, de esquinas redondeadas, está revestido con bandas de ladrillo rojo y tubos de vidrio.

En esta época, Wright aplicó profusamente las curvas a sus formas arquitectónicas, insistiendo en el carácter orgánico que pretendía dar a sus obras. La apoteosis de esta concepción llegó con el Museo Guggenheim en Nueva York, que le ocupó desde 1944 hasta su muerte en 1959. La imponente masa curva de su volumen principal va girando y creciendo en anchura a medida que se eleva. Su carácter macizo y la luminosidad del color crema contrastan violentamente con la austeridad rectilínea de Manhattan. El impresionante espacio interior contiene un gran vacío central, rematado con un amplio lucernario circular y delimitado por una rampa helicoidal definida por la alternancia de los parapetos claros y los vanos oscuros. Los visitantes suben en ascensor hasta la última planta, para descender después, suave y continuamente, por la rampa. Mirando hacia dentro observan el vacío a sus pies, y en la parte externa contemplan los cuadros apoyados en una pared inclinada e iluminados por una banda continua de claraboyas. Toda la estructura es de hormigón armado con forjados en voladizo, y está tan íntimamente relacionada con la forma que casi no hay distinción alguna entre ellas.

Cuando le preguntaban cuál consideraba su mejor obra, Wright siempre respondía: “la próxima”, ésta fue la última.[/align]


Fuente: Apuntes de la asignatura, UUDD, http://www.wikipedia.org, http://www.biografiasyvidas.com, http://aprendersociales.blogspot.com.es

Volver a “Arte Contemporáneo”



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado